Fobia ¿cómo superarla?

¿Qué es una fobia?

Una fobia es un trastorno de ansiedad que consiste en un sentimiento de temor intenso, desproporcionado y persistente ante la presencia o anticipación de un objeto, animal o situación que supone poco o ningún peligro real para el afectado.

La gravedad de las fobias puede variar, es decir, en algunas personas genera una leve intranquilidad mientras que en otras la reacción emocional es de tal intensidad que genera un gran sentimiento de temor, crisis de ansiedad e incluso ataques de pánico.
Estas reacciones emocionales se pueden desencadenar ante la presencia o ante la sola imaginación de aquello que se teme.

Por este motivo las personas que padecen algún trastorno fóbico intentan evitar a toda costa aquello que les produce miedo, pero cuando esto no es posible y se tienen que enfrentar a lo que temen, lo hacen con mucho temor, malestar y ansiedad.

La evitación del estímulo fóbico interfiere mucho en la calidad de vida de la persona afectada, impidiéndole llevar a cabo actividades cotidianas como por ejemplo: conducir, viajar, estar en espacios abiertos o cerrados, estar con animales…

¿Cómo enfrentar una fobia?

⦁ Determina cuál es tu miedo:

Tómate el tiempo que necesites para identificar tu miedo, ya que este paso es clave para conseguir superar tu fobia.

⦁ Habla de aquello que temes:

El hecho de hablar de tus miedos puede ayudarte a identificar tu fobia, te desahogas, recibes consejo, te sientes apoyado. Si no encuentras apoyo en tus familiares más cercanos , existen grupos de apoyo que pueden ayudarte en este punto.

⦁ Elabora una jerarquía de miedos:

Lo que debes realizar es una lista en la que se encuentren todas esas distintas situaciones que te generan miedo, y ordénalas de menor a mayor intensidad. Así podrás empezar a exponerte a las situaciones que más fácil te resulten.

⦁ Aprende técnicas de relajación:

Puedes visualizar una escena agradable mientras realizas una técnica de respiración. Y que esta puedas usarla en situaciones de ansiedad.

⦁ Visualiza:

En este punto debes coger tu jerarquía de miedos y exponerte a las distintas situaciones en tu imaginación, visualizándolas de manera progresiva. Es normal que al principio sientas ansiedad y tensión, pero poco a poco irá disminuyendo y sentirás como tus músculos se relajan. Cuando veas que apenas sientes ansiedad, puedes pasar a la siguiente situación de tu lista.

⦁ Genera pensamientos positivos:

Apunta en un papel aquellos pensamientos que te surgen cuando piensas en la situación temida, y cámbialos en pensamientos más positivos que te puedas decir a ti mismo cuando te enfrentes a tu fobia.

⦁ Exponte a tus miedos:

Exponerte a tus miedos de manera progresiva, por la situación que menos ansiedad te genere. Es preferible una exposición lenta y satisfactoria que una rápida e inadecuada. Cuando te hayas expuesto varias veces a una situación y observes que la ansiedad y el temor han descendido considerablemente, pasa a la siguiente. El objetivo de la exposición es que vayas tolerando progresivamente el objeto temido y las reacciones asociadas de ansiedad y miedo vayan desapareciendo.

⦁ Ten paciencia durante el proceso:

Superar una fobia requiere tiempo y esfuerzo. El proceso puede durar semanas o meses, según su gravedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: