Depresión ¿tiene cura?

¿Cómo curar la depresión?

La depresión se cura. Esto es lo primero que debes considerar si sufres de esta enfermedad que duele mucho. Este dolor emocional ocurrirá en algún momento. Y hablar de ello es una medicina natural que te libera. Muy a menudo, cuando una persona sufre de depresión, lo que siente internamente no es lo que perciben con sus propios ojos. La percepción de depresión cambia según la posición desde la que se analiza.

Cuando habla de cómo siente que acepta la situación, comprende mejor esta realidad sin tomarla como algo personal. Por lo tanto, aumentas tu fortaleza emocional a través del poder del lenguaje y la expresión afectiva. Pero, a su vez, cuando estás en este punto, gracias a la comunicación también permites que las personas que te rodean te entiendan mejor.

 

Resuelve tus dudas ahora

¿Con quién hablar sobre los síntomas de la depresión?

1. Familia y amigos:

El entorno social es fundamental para el paciente que sufre depresión, ya que puede ser un acompañamiento constante. Es saludable compartir sus miedos, sentimientos, inseguridades presentes y heridas internas con su círculo más cercano, aquellas personas de confianza que están a su lado. De esta manera, estas personas pueden tener un mayor nivel de comprensión para comprender cómo te sientes ahora.

La depresión es una enfermedad compleja porque los síntomas no son tan evidentes externamente como otras dolencias menos graves, por ejemplo, un resfriado. A través de sus palabras, permite que los que lo rodean puedan ver más allá de su propia apariencia para comprender el estado de su ser.

El filósofo Tomás de Aquino explica que el peso de la tristeza se maneja mejor cuando se comparte entre varias personas. Y la depresión es la manifestación de una tristeza que también se alivia a través del consuelo, la escucha activa y la comprensión.

Gracias al poder de las nuevas tecnologías, incluso puede hablar con amigos que viven lejos, descubriendo también los beneficios de la comunicación escrita. La carta es especialmente terapéutica.

2. Tu pareja:

Si tienes una relación, es positivo que confíes en esa persona. Hable sobre cómo se siente porque, de esta manera, su pareja también podrá comprender mejor algunas de sus reacciones y comportamientos habituales. Por ejemplo, explique que su apatía no debe tomarse como algo personal cuando propone ciertos planes para el fin de semana. Simplemente dígale que no se siente bien, pero que se encuentra en el proceso de recuperación para sentirse mejor.

Agradézcale por estar a su lado y trate de pedir acciones concretas con las que piense que pueda ayudarlo en este momento de su vida. De esta forma, usted también facilita su papel en esta historia ya que, muy a menudo, el entorno cercano a un paciente deprimido no sabe cómo actuar. Tu pareja quiere ayudarte. La depresión puede llevarte al punto de encerrarte, sin embargo, cuando hablas de cómo te sientes, abres tu corazón.

3. Un compañero de trabajo:

Pasas tantas horas de tu vida en la oficina que, aunque es lógico que no todos tus colegas sean tus amigos, es muy posible que tengas un compañero con el que tengas una relación más confiable. Esa persona puede ser tu confidente en el lugar de trabajo. La depresión afecta el rendimiento profesional, produce desmotivación, dificultades de concentración, fatiga física y mental.

Poder hablar con esa persona te permite tener apoyo en este contexto de competitividad profesional. Algo muy importante ya que puede haber momentos en que experimente una mayor incomodidad en una situación de estrés adicional o un evento inesperado en la agenda.

En esos momentos en que te sientes abrumado por problemas cotidianos, poder hablar con alguien te dará confianza. Por lo tanto, intente compartir momentos de conversación con ese compañero durante el tiempo de descanso.

Ese compañero lo ayudará a sentirse menos solo en el nivel profesional ya que este profundo sentimiento de soledad es uno de los síntomas de la depresión. Por el contrario, al notar la comprensión de un compañero, obtienes fuerza emocional.

4. Tu psicólogo:

La ayuda profesional es lo más importante para superar una incomodidad emocional, esto siempre debe estar presente. El psicólogo, ya sea en persona o psicólogo en línea, es tan importante que no solo le ofrece información sobre lo que puede ayudarlo en este momento, sino que también puede ofrecerle apoyo y comprensión al entorno inmediato. El psicólogo entiende la depresión en su contexto humano y clínico. Por esta razón, la terapia es emocionalmente nutritiva y ayuda a sanar las heridas más profundas.

Sin embargo, habrá aspectos que quizás no desee compartir con su pareja o su familia si desea hablar de ello con su psicólogo, en un contexto confidencial.

5. Habla solo:

La comunicación es fundamental para superar una depresión, sin embargo, la comunicación adquiere un significado en diferentes planos. No solo debe tratar de mejorar la comunicación con su familia, amigos, algunos de sus compañeros de trabajo o su psicólogo, sino también con usted mismo. ¿Cómo puedes mejorar este diálogo contigo?

Por ejemplo, puedes escribir en un diario tus reflexiones, pensamientos, sentimientos, ansiedades, dudas, esperanzas, esperanzas, objetivos … En resumen, todo lo que te sucede y todo lo que es significativo para ti. Además, también puedes disfrutar de paseos por espacios naturales, espacios que te llevan al plano de la introspección a través de esos estímulos de bienestar que recibes.

También puede alentar el diálogo consigo mismo a partir de la lectura de libros o el disfrute de películas, ya que estos recursos pedagógicos son el punto de partida para la reflexión. Eres la persona más importante en tu vida, esto es algo que siempre debes tener en cuenta. También cuando estás en una etapa de depresión y estás en el proceso de superar la tristeza que eso conlleva.

A través de la comunicación contigo mismo, alimentas la luz que está en ti, aumentas tu nivel de resistencia contra la dificultad del momento presente. A través de esta actitud, le pones palabras a esas sensaciones contradictorias que experimentas y recuperas el equilibrio interno de alegría ante el sufrimiento.

Incluso puedes hablar en voz alta. La verdad es que a lo largo de la rutina diaria haces un gran esfuerzo para cumplir tus compromisos diarios y no preocupes a las personas que te quieren. Por lo tanto, hablar en voz alta es una salida, es como un grito liberador que le permite sacar todo lo que duele en su interior.

Y cómo salir de la depresión
La depresión se cura al hablar de ello y no silenciar la situación y hacer como si nada hubiera sucedido. Esta actitud solo empeora la situación porque, al igual que cuando tienes gripe, necesitas ayuda para sanar los síntomas. Antes del diagnóstico de depresión, el proceso de curación es el mismo. El silencio lleva a la sensación de tener tantas cosas que decir que no sabes por dónde empezar y, en algún momento, sientes el efecto de una olla a presión.

La comunicación en los planos descritos en este artículo es importante porque, de esta manera, aumentas los refuerzos emocionales en tu vida. Tener la compañía de su familia, sus amigos, su pareja, su compañero de trabajo, su psicólogo y su propio apoyo le permite vivir este presente con mayor esperanza. A su vez, gracias a estos soportes externos, evita sobrecargar a una sola persona con la responsabilidad de ayudarlo en este momento.

Cada persona puede traerte algo diferente. A su vez, la vida está cambiando y existen circunstancias muy diferentes dentro de la depresión misma. Tal vez en algún momento notarás más apoyo de tus padres y en otros sentirás un mayor nivel de comprensión por parte de tus amigos.

Cuando hablas de depresión normalizas lo que te sucede, te enfocas en la realidad de este momento pero desde una perspectiva positiva. Es muy importante que solicite ayuda cuando la necesite. Y al compartir tu mundo emocional desde la honestidad y la verdad, estás pidiendo ayuda.

La depresión sana

Eres una persona única e irrepetible. Usted es su principal soporte en cualquier momento. Por lo tanto, no es útil que te encierres en ti mismo. A tu alrededor hay personas que se preocupan por ti y quieren que estés bien porque tu bienestar es un motivo de felicidad para ellos. Por lo tanto, si sufres este dolor interno, siente esa compañía. Por lo tanto, el camino es más simple porque el apoyo de otras personas te da vitalidad en un momento en que necesitas tanta energía extra antes del presente y del futuro. Recuerde que el apoyo de un psicólogo experto es fundamental en el proceso, si está buscando esa ayuda, confíe en la experiencia de los psicólogos de Terapeuta en Línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: